Cuantas veces te ha pasado que estas enfocado en lograr una meta o sueño, trabajas constantemente en ello, con disciplina, te esfuerzas todos los días y te obsesionas con todo eso que estás haciendo para lograrlo, pero llega un momento que ese ritmo te agota (y es normal no eres una máquina, eres un ser humano) te puede llegar a agotar, cansar o incluso aburrir. Esto puede estar ocurriendo porque empiezas a NO disfrutar precisamente del proceso, te olvidas de lo más importante: disfrutar.

En la actualidad las mujeres han incursionado de manera extraordinaria en el emprendimiento. En mi camino como emprendedor he tenido la gran fortuna de conocer muchas mujeres que admiro por su capacidad de empezar un negocio y consolidarlo, personalmente he aprendido de cada una de ellas, incluso hasta he tenido la oportunidad de entrevistarlas para mi programa Emprende con Pasión.

Desde mi infancia uno de mis grandes ídolos fue este gran basquetbolista Michel Jordan. Siempre tengo en mi mente sus grandes jugadas y su gran compromiso con los Chicago Bulls y el gran liderazgo que tenía con sus compañeros de equipo. Pude ver (a través de la televisión) cómo gano cada uno de sus campeonatos, recuerdo su pasión por el juego y por no conformarse con cada título que obtenía, siempre iba por más.

Muchas personas sólo están expectantes ante los acontecimientos, miran, observan, pero nunca toman acción que es lo más importante para poder realizar cualquier cosa o sueño que deseen. Las personas exitosas nunca se permiten estar estáticos, siempre están en constante movimiento, no paran hasta conseguir lo que quieren y cuando lo consiguen se proponen otro objetivo mayor, que los rete a seguir adelante.

Actualmente puede que enviar un newsletter no sea de las ideas más revolucionarias, pero es una parte importante de tu estrategia de marketing digital y de tus relaciones públicas. Tener a tus visitantes y clientes al día sobre determinadas noticias y temas interesantes es una excelente forma de fidelizar tu marca corporativa y personal.

Sin lugar a dudas, un líder enfocado es un líder con éxito. ¿Cuántas veces te ha pasado que no lograr conectar con lo que estás haciendo porque haces una cosa, luego otra y nunca concluyes ninguna con el éxito que deseabas? Para ello debes mantener tu enfoque de manera cotidiana en lo que realmente importa y en lo que te da resultados.

En la actualidad los clientes están deseosos de relatos e historias, es decir de descripciones de tus productos y servicios (no de características) si no del porqué de ellos y como pueden resolver la vida de ellos. Les agradan los testimonios, que demuestren que otras personas ya los utilizaron y que les funcionaron sean productos o servicios.

En un inicio, todos pensábamos que esto pasaría pronto, que estaríamos encerrados durante un par de meses y que después todo volvería a ser como antes. La realidad nos ha demostrado que esto ya no será así. El regreso se hará de manera escalonada, aunque ahora estamos entrando en la NUEVA NORMALIDAD: la sociedad de los 2 metros.

Hace algunos años en un momento de crisis fue como un servidor encontró su propósito de vida. Prácticamente una década me pase día tras día preguntándome cual era el mío.

Este servicio fue creado en 1998 y surgió porque se requería una alternativa para ofrecer un espacio destacado en los resultados de los motores de búsqueda para emprendedores (digitales o físicos) que querían exhibir productos y servicios. Entonces es una especie de vitrina, para todos aquellos que están en busca de alguna solución.

Mostrar más