NUEVA NORMALIDAD: PREPARA TU NEGOCIO Y SITIO WEB PARA EL CAMBIO

En un inicio, todos pensábamos que esto pasaría pronto, que estaríamos encerrados durante un par de meses y que después todo volvería a ser como antes. La realidad nos ha demostrado que esto ya no será así. El regreso se hará de manera escalonada, aunque ahora estamos entrando en la NUEVA NORMALIDAD: la sociedad de los 2 metros.

 

Todo esto repercute seguramente en tu negocio. En este artículo vamos a tratar concretamente el tema de cómo puedes adaptar tu marketing a la NUEVA NORMALIDAD.

 

Ahora es necesario cumplir con las medidas de protección en la oficina o en tu local. También en tu página web es importante que informes que lo tienes todo preparado y qué esperas de los clientes. De esta forma, transmites la imagen adecuada, incluso antes de que las personas lleguen hasta tu local. ¿Cómo lo puedes hacer?

 

Revisa las imágenes de tu sitio web.

 

Es importante que revises todas las subpáginas en busca de fotos que deberías sustituir. De esta forma, les vas mostrando a los clientes cómo funciona ahora todo en tu local y cuales son las reglas básicas de convivencia.

 

- Fotos de personas. ¿Están demasiado juntas? ¿Llevan la protección obligatoria? ¿Hacen cosas que ya no deberían hacerse en la oficina o en el local?

 

- Fotos de tu local. ¿Has puesto pantallas protectoras? ¿tapetes satinizantes? ¿Has señalizado las entradas y salidas? En estos casos, sube las fotos donde se vean las nuevas medidas que has implementado.

 

Cuando los negocios abran en su totalidad, será una época de incertidumbre para todos. Rigen nuevas normas y nadie sabe exactamente cómo funcionará todo. En tu página web, puedes despejar las dudas mostrando que tu local se ha adaptado a las medidas contra el coronavirus.

Analiza tu lenguaje.

 

Ahora, lee los textos de tu página web y asegúrate de que no haya nada que pueda dar lugar a malentendidos directa o indirectamente. Hay muchas expresiones relacionadas con el contacto. Puedes sustituirlas con otras palabras, pero sin cambiar el significado. Aquí puedes encontrar algunos ejemplos:

 

- Trabajamos codo con codo.

 

- Trabajamos en equipo.

 

- Vamos de la mano.

 

- Estamos muy unidos.

 

- Damos el apretón de manos definitivo. 

 

- Nos abrazamos de alegría.

 

¿Lo ves? En realidad son expresiones completamente normales, pero que ahora simplemente no son adecuadas, ya que describen algo que en estos momentos no puedes hacer. Ventaja adicional: evita los chistes malos.

 

Actualiza tu información de contacto.

 

Ahora es importante limitar el número de personas en tu local para mantener la distancia de seguridad. Por tanto, piensa en lo que puedes hacer con tus clientes por teléfono o por redes sociales. 

 

En la oficina, puedes seguir manteniendo las reuniones con herramientas como Zoom o Videollamadas.

Otras cosas que puedes hacer:

 

- Valora si puedes seguir teniendo las reuniones con tus socios mediante videollamada.

 

- Deja que tus clientes puedan solicitar una videollamada desde tu página web.

 

- Considera la idea de establecer un horario de consultas online.

 

- Pon en tu página web y en el perfil de tu empresa la información de contacto necesaria para los servicios de videollamada de Hangouts, Zoom o cualquier otro.

 

- Analiza si puedes adoptar el home office para ti y tus colaboradores ya en tu modelo de negocio.

(Da clic en la imagen y accede al webinario gratuito).

Comunica las normas y las expectativas de forma profesional.

 

Cuantas más personas haya, más difícil será mantener la distancia. Por eso, recuerda a tus visitantes lo que esperas de ellos. Pon señales o carteles en la tienda que les indiquen cómo comportarse o que puedan consultar cuando tengan dudas.

 

Redacta tus textos de forma clara y amigable:

 

Una señal de “¡DISTANCIA MÍNIMA 2 M!” es clara, pero parece que les estás gritando a los clientes. Las personas saben que deben mantener la distancia, lo único que tienes que hacer es recordárselo: “¿Estás manteniendo la distancia de 2 metros?”

 

Expresa literalmente lo que esperas de las personas:

 

“Utiliza las señales del suelo para comprar de forma segura” suena como estar en un videojuego. Algo como “Sigue las flechas verdes para ir a la caja” se entiende mejor. 

 

Utiliza los mismos textos online y offline:

 

Publica tus indicaciones en redes sociales y en tu página web cuando abras. Las personas mirarán primero tu web. Asegúrate de poner en la tienda o en la oficina la misma información que has subido a tu página web.

 

Informa con anticipación:

 

¿Las personas hacen cola fuera de la tienda? Cuelga tus indicaciones fuera en un lugar donde resulten visibles. En la cola, los clientes tienen tiempo de leerlas más tranquilamente. Esto ahorra tiempo y malentendidos.

(Da clic en la imagen y registrate para que obtengas tu cuenta demo gratis por 30 días e incrementes tus ventas)