EN LA VIDA SIEMPRE HABRÁ GENTE QUE TE TIRE MUCHA TIERRA

En esta ocasión quiero contarte la historia de un burrito que paseaba por el campo y sin darse cuenta cayó en un pozo… Al caer en el pozo, el burrito no se hizo daño, pero por más esfuerzo que hacía, no conseguía salir. El burro comenzó a rebuznar con desesperación, pero nadie lo escuchaba. Por más que rebuznaba y rebuznaba, nadie venía para auxiliarlo. Entonces el burrito ya se estaba dando por vencido, cuando de pronto, cansado y desesperado, dijo: “haré mi último intento, seguro que alguien me va escuchar y vendrá para ayudarme.” Y así fue ¡sintió que era un milagro!; el burrito gritó con todas sus fuerzas hasta que, POR FIN, el propietario lo escuchó. Al sentir que su burro rebuznaba con desesperación, el hombre decidió salir a buscar a su burro.

Al buscarlo por un rato, el hombre encontró al pobre. Entonces comenzó a pensar qué hacer en tal situación. ¿Cómo lo sacó?, pensaba el hombre.

 

Después de pensar y pensar, finalmente el campesino tomó una cruel decisión cruel: concluyo que el burro era muy viejo, que no servía más para hacer sus tareas, y por otro lado el pozo estaba seco, así que de cualquier modo había que taparlo.

Entonces tomo una pala y comenzó a vaciar tierra sobre el pozo, y el pobre burrito que no tardó en darse cuenta de lo que estaban haciendo con él lloraba desesperadamente. Después de un cierto número de paladas de tierra, con gran sorpresa de su dueño, el burro…se quedó callado.

El dueño echó un vistazo hacia el fondo del pozo y quedó sorprendido con lo que vio. A cada palada de tierra que le caía encima, el burro se sacudía de forma tal que la tierra caía de su lomo y rápidamente se subía sobre el montículo que se formaba debajo de él. De esta manera en poco tiempo, el dueño observó como el burro alcanzó a subir hasta el borde del pozo y así pudo salir trotando de él.

 

La moraleja de esta historia es que debemos usar la tierra que nos tiran las personas de alguna forma positiva para construir nuestro propio imperio.

 

EN LA VIDA SIEMPRE HABRÁ GENTE QUE NOS TIRE MUCHA TIERRA… SIEMPRE HABRÁ GENTE QUE NOS QUIERA VER ABAJO, HUNDIDOS, EN EL HOYO… SIN EMBARGO, EL GRAN SECRETO DE LA VIDA, el gran secreto para salir adelante, es SACUDIRSE Y DAR UN PASO hacia ARRIBA.

(Da clic en la imagen y accede al webinario gratuito)