¿POR QUÉ FRANQUICIAR MI NEGOCIO?

Cuando tú negocio ya cuenta con un sistema y está plenamente comprobado tanto su éxito en ingresos, en marca y en desarrollo de productos, franquiciar tú negocio podría ser una buena alternativa.

 

El otorgamiento de franquicias permite a las empresas ampliarse con rapidez así como financiar una parte de ese crecimiento con dinero de terceros. Este sistema de mercadotecnia te proporciona como propietario los recursos necesarios para expandir tú negocio a un ritmo que de otra manera sería imposible alcanzar, a menos que tuvieras algunos inversionistas interesados en lo que haces.

 

Al concentrarse en la propiedad independiente de las unidades franquiciadas, te permite soslayar los costos de abrir nuevas sucursales y proporciona una fuente de capital interesante difícil de conseguir. Te brinda dinero y personal indispensable para abrir y explotar mercados distantes que de otra manera quedarían fuera de tú alcance. Esta opción ofrece a los pequeños empresarios y con falta de capital lograr ampliarse a nivel nacional. Permite que negocios pequeños y medianos progresen de manera rápida (si es que se asesoran bien con las personas indicadas para llevar a cabo esto).

(Da clic en la imagen y accesa al webinario gratuito)

Evidentemente existe factores como los riesgos que hay que correr, los esfuerzos y sacrificios que se tienen que hacer así como todo el papeleo legal, de procesos y de inicio de operaciones de las sucursales franquiciadas, pero vale la pena todo lo anterior y su no recordemos algunas de las franquicias que tuvieron la visión de ampliarse a nivel nacional y después con su éxito a nivel internacional. 

 

La clave de una buena franquicia atractiva y exitosa se centran en: Un buen sistema con procesos detallados y una muy buena selección de quién o quienes les otorgarás tu negocio en franquicia.

 

Es importante como les darás seguimiento a todos los que te comprarán los derechos, como los vas a capacitar y lo más importante como van a trabajar en equipo para que todos obtengan dividendos y realmente se sientan satisfechos con tus productos o servicios así como con el desarrollo de tú marca comercial.

 

Si tú negocio se encuentra en el momento adecuado para tomar esta decisión, te invito a que te asesores con los expertos en la materia y que estén certificados por las instancias correspondientes.

Uno de los cambios más radicales que se han descubierto es el hecho de que las personas han dejado de comprar productos y marcas.

 

Si, has leído bien, la gente común no cree en productos maravilla ni se involucra emocionalmente con las marcas de dichos productos por su seductora personalidad, las experiencia relevantes y el resto de las estupideces  que la gente de marketing de empresas desean que sucedan.

 

El perfil del cliente actual ha evolucionado para ser más selectivo, evasivo y menos proclíve a ser invadido por publicidad de productos y marcas que no le interesan y que por la misma razón no desea tener en su vida. Hoy en día las personas "compran" a otras personas; personas a las que admiran, personas cuyo éxito desean modelar, personas de las que quieren aprender o con las que quieren estar en contacto porque comparten su visión, objetivos y valores. 

 

Por estas razones hoy más que nunca antes en la historia de la humanidad; construir una marca personal es una necesidad imperante para cualquier persona que aspire a emprender. Quien no quiera aceptar la realidad estará completamente fuera de la jugada. 

 

Por eso este libro es de gran valor para ti, porque en su contenido vas a encontrar 8 visiones distintas, completamente realistas de personas que han empezado desde cero a construir su marca personal.