¿QUÉ PUEDO VENDER POR INTERNET?

Hoy en día hacer negocios por Internet es una excelente oportunidad para quien desea empezar su propio negocio. Además de ofrecer un sinfín de beneficios es que puedes iniciar con una baja inversión y desde tú casa. Sin embargo, existen muchas personas que piensan que iniciar un emprendimiento online es algo fácil y que genera ganancias muy rápidas.

 

Lo primero que tienes que saber es que para alcanzar buenos resultados con las ventas por Internet es necesario planificar, trabajar y esforzarse todos los días como cualquier otro negocio. La buena noticia es que si realizas un trabajo serio y estructurado, es muy probable que llegues a alcanzar tus principales objetivos, como tener más tiempo para estar con tú familia y poder trabajar desde cualquier lugar, ser tu propio jefe, conseguir mayores ganancias y mucho más.

 

Lo primero que debes tener en cuenta es definir muy bien que vas a vender y a quiénes, debes preguntarte: ¿qué comprarán mis clientes?

 

Es común encontrar a personas en las redes sociales, en foros o en los distintos espacios de Internet que se queja de no vender nada porque solo quiere ganar dinero con publicidad en su sitio

 

Aunque esta sea una opción, no es la más recomendable, ya que son pocos los casos en que las personas consiguen éxito solo con ello.

 

Entonces, ¿qué se puede vender por Internet? Conforme a mi experiencia te recomiendo lo siguiente:

Consultoría (De todo tipo).

 

La consultoría es una excelente opción para quien conoce muy bien un determinado tema y se ha especializado en ese segmento. Es además una gran oportunidad para ayudar y servir a otros sobre tu experiencia.

 

¿Vamos con un ejemplo?

 

Imagínate que eres un experto en registro de marcas y patentes. En el despacho donde trabajas has logrado ayudar a muchas personas, empresas y marcas a que logren su registro. Ahora imagínate que has creado un blog y un canal en YouTube en donde a través de tutoriales aconsejas a las personas a elegir en que clases y subclases podrían registrar sus productos o servicios. A lo largo del tiempo, utilizando estrategias para difundir tu contenido, has conseguido una audiencia, en la que ya tienes una autoridad en el tema de registro de marcas y patentes. Esas personas están interesadas en tu contenido y puede ser que necesiten una atención más personalizada, un asesoramiento. Es decir, lo que puedes vender por Internet es una consultoría a personas que necesiten tu ayuda para registrar una marca o patente.

 

Para atraer a tus clientes, un formulario en tu web puede ser suficiente. Y dicha consultoría puede realizarse personalmente o por videoconferencia. El consultor hace un análisis de la situación de su cliente y lo ayuda a alcanzar sus objetivos, con la planificación y ejecución de acciones estratégicas. 

 

Productos físicos.

 

Los productos físicos también se pueden vender por Internet y depende del nicho algunos llegan a ser muy populares. Cada vez más las personas compran en las distintas opciones que se ofrecen, porque es mucho más práctico que ir hasta una tienda física.

Esta es una buena opción para quien ya tiene una tienda offline y quiere llevar su negocio a Internet, o para quien desea empezar y vender productos sin tener invertir en muchos recursos como el alquiler, gastos con luz y agua, etc.

Necesitas un buen sitio web, con fotos, descripciones y precios de tus productos. 

 

Existen algunas plataformas que ya ofrecen toda la estructura básica de una tienda online, en donde ya se cuenta con todo un sistema de ventas, en donde sólo tienes que comenzar a trabajar.

 

Productos digitales.

 

Los infoproductos son todos aquellos que se comercializan por Internet y se distribuyen en formato digital, y se pueden consumir desde cualquier dispositivo móvil en cualquier momento. Los más populares son los cursos online, e-books, webinarios, masterclass, congresos online, capacitaciones online,  aplicaciones móviles, etc.  En la actualidad el mercado de los infoproductos está creciendo a pasos agigantados y las razones son distintas pero la principal es que las personas no necesitan salir de sus casas para realizar la compra.

 

Para quien decide vender por Internet ese tipo de producto, existen varias ventajas, como poder empezar con muy poca o ninguna inversión, tener un negocio escalable, poder trabajar en cualquier lugar y muchas más.