DISFRUTA DEL PROCESO MIENTRAS LOGRAS TUS METAS

El fin de semana pasado tuve la oportunidad de asistir a un entrenamiento muy interesante, tengo que decirlo fuera de serie en dónde tuve la oportunidad de escuchar a distintos expertos en diversas materias desde ventas, marketing, redes sociales y desarrollo humano. Todas las ponencias con mucho valor para un servidor pero me llamó la atención en especial uno de los temas que se trataron y es precisamente del cuál te hablaré el día de hoy "Disfruta del proceso mientras logras tus metas".

 

Cuantas veces te ha pasado que estas enfocado en lograr una meta o sueño, trabajas constantemente en ello, con disciplina, te esfuerzas todos lo días y te obsesionas con todo eso que estas haciendo para lograrlo, pero llega un momento que ese ritmo te agota (y es normal no eres una máquina, eres un ser humano) te puede llegar a agotar, cansar o incluso aburrir.

 

Esto puede estar ocurriendo porque empiezas a NO disfrutar precisamente del proceso, te olvidas de lo más importante: disfrutar de lo que haces, lo que tienes mientras logras eso que tanto anhelas: Y es precisamente que siempre debes tener en cuenta que el proceso es más importante que la meta, parece que incongruente o que no tiene sentido lo que te estoy diciendo pero para que me entiendas, lee los siguientes seis aspectos importantes para que logres disfrutar del proceso mientras logras lo que deseas:

A GRÁFICA PERFECTA: VE TODA LA HISTORIA COMPLETA

1.- Tú meta debe ser siempre sentirte bien (o al menos un poco mejor). Esto es lo principal, la meta primordial que debes tener es sentirte bien y disfrutar de todo lo que haces día con día. Es cierto la vida tiene matices, momentos muy buenos, regulares y muy malos, pero debes entender que todos estos momentos tienen una finalidad y es ayudarte a crecer.

 

2.- No importa que pase, todo pasa para bien (siempre). Siempre debes estar agradecido con lo que tienes, es cierto existen momentos muy duros y difíciles en toda la vida, pero los momentos de felicidad minimizan los tragos amargos de la vida. Todos los días al levantarte afirma y agradece todo lo bueno que hay en tú existencia, desde el sol, la lluvia, lo que vistes, lo que comes, la familia, pareja o amigos que tienes. Verás que con ello los pensamientos negativos (a pesar de las circunstancias) no perjudicarán tú día a día.

 

3.- Lo que pasa en tu pantalla de RADAR no importa. A que me refiero con esto, a que tú solo puedes percibir muy poco de lo que sucede realmente en tu vida y también es muy poco lo que realmente esta en tu control. 

 

4.- Tienes que saber que de todo lo que esta ocurriendo el 99% está fuera de tu pantalla de radar. Tienes muy claro tu pasado porque ya lo viviste, muy presente lo que vives día con día, pero no tienes certeza de nada de lo que puede ocurrir en tú vida en un futuro. Por ejemplo una decepción amorosa puede ser que te lleve a estar solo, conocerte y después a realmente encontrar a el amor de tu vida. Lo mismo con un empleo, puede que te despidan, pero no sabes si eso te llevará a obtener un mejor empleo o si tienes un negocio y de pronto el mercado te obliga a hacer cambios, los aceptas y continuas probablemente te lleven a un crecimiento del mismo, eso es lo maravilloso de esto, que no sabes lo que viene y si mantienes un pensamiento positivo, sin lugar a dudas lo que vendrá será lo mejor.

 

5.- Asegúrate de estar en el ambiente correcto. Con quien más pasas tiempo dentro de los próximos meses o años, en ello te convertirás. Eres reflejo de lo que atraes, si la mayor parte del tiempo piensas y actúas de manera positiva, indudablemente esas cosas positivas comenzarán a llegar a tu vida. Es importante el ambiente en el que te desarrollas, que vigiles muy bien quienes son tus amistades y porque lo son. Si deseas tener un crecimiento personal por ejemplo, entonces busca el ambiente y las personas que también buscan lo mismo. Lo mismo sucede con el amor, el dinero, etc. Busca esos ambientes que anhelas y verás como empieza a cambiar tu vida.

 

6.- Desde ahí acciona. Empieza en donde estas y con lo que tienes, no importa. Debes estar en constante movimiento para lograr cada una de tus metas y sobre todo disfrutar el día a día para conseguirlas, se paciente y no desistas, siempre con la mejor actitud y esperando lo mejor con fe y esperanza, pero con acción.

 

Marco Polo G