APROVECHA EL PODER DE LAS HISTORIAS

En la actualidad los clientes están deseosos de relatos e historias, es decir de descripciones de tus productos y servicios  (no de características) si no del porque de ellos y como pueden resolver la vida de ellos. Les agradan los testimonios, que demuestren que otras personas ya los utilizaron y que les funcionaron sean productos o servicios.

 

¡Y también buscan a una persona real al frente de una empresa!

 

Por lo regular las escuelas de negocio te enseñan que tienes que hacer que los clientes crean que cuentas con una empresa grande para generar en estos confianza y te compren, pero actualmente ya no es así, los consumidores desean ver un rostro humano frente a una empresa o negocio, con trato cálido y humano que ofrezca además experiencias únicas.

OPORTUNIDAD DE ENTRENAMIENTO GRATUITO ¿CÓMO EMPEZAR A INVERTIR DESDE CERO SIN TÚ PROPIO DINERO?

El método más exitoso que muchas personas están utilizando en el mundo para lograr su libertad financiera, tenemos 5 pases para este viernes 8 de febrero del 2019 ¿Quieres el tuyo?

Como seguramente ya has observado empresas multinacionales tienen presencia en las redes sociales más populares, porque saben que los clientes quieren calidez humana antes de frialdad empresarial. Siempre están generando y compartiendo contenidos atractivos interactuando con sus clientes. Ahora como puedes estructurar y desarrollar una historia de valor, aquí unos consejos:

 

1.- Comienza con una introducción.

2.- Desarrolla la historia.

3.- Muestra imágenes o vídeos que sustenten la historia.

4.- Señala los beneficios de lo que haces y cómo podrá serles útiles a los clientes.

 

Además deberá contener aspectos importantes como:

 

- Los antecedentes (todos los elementos que le darán una idea a tus clientes sobre la historia).

- Los incidentes (donde introduces la problemática y las diferentes situaciones que llevarán a una conclusión.

- El desarrollo de la acción (aquí escribirás los beneficios).

- El climax de la historia (es la parte con más emoción de la historia, donde se resuelven los conflictos).

- El final (donde reflexionas la historia e incluso dejas algunos consejos).

 

Lo más importante es que desarrolles una historia congruente y sin contradicciones, tus clientes se sentirán más cercanos con tú marca o persona que desearán interactuar contigo en todo momento.

 

Marco Polo G.